El juicio del ‘caso Faisán’; por Antonio García-Pablos de Molina, catedrático de Derecho Penal y director del Instituto de Criminología de la Complutense

El juicio del ‘caso Faisán’; por Antonio García-Pablos de Molina, catedrático de Derecho Penal y director del Instituto de Criminología de la Complutense

Noticia original

Un juzgado de Celanova anula contratos de 450.000 euros en preferentes firmados por una pareja de emigrantes en paro

Un juzgado de Celanova anula contratos de 450.000 euros en preferentes firmados por una pareja de emigrantes en paro

13 de septiembre de 2013

Preferentes

OURENSE, 12 Sep. (EUROPA PRESS) – El juzgado de primera instancia número 1 de Celanova declaró la nulidad de varios contratos de adquisición de participaciones preferentes, tanto en Caixa Galicia como en Caixanova, de un matrimonio de emigrantes que se encuentra en paro actualmente y que asignó 450.000 euros a lo que creían que era un depósito fijo.

El matrimonio denunció esta situación en el juzgado de Celanova en abril de 2013, según la sentencia que dio a conocer en rueda de prensa el abogado de Ourense Jesús Garriga. Tras una vista previa con la entidad, se celebró el juicio el pasado día 9 de julio de 2013.

Los afectados reclamaron la nulidad de dos contratos de 2004, otros dos de 2010 y otros tantos de 2011, “cuando existía una preocupante situación económica en la entidad”. Según recoge la sentencia, este aspecto no fue explicado al cliente, pese a ser “una cuestión esencial que afectaba a la viabilidad del producto”.

La jueza dedica la mitad de las 28 páginas de su sentencia a explicar la evolución de la legislación y las regulaciones del sector bancario, en relación a la adquisición de preferentes y subordinadas, para luego considerar acreditado, entre otras cosas, que los dos compradores únicamente cursaron estudios primarios y que se encuentran sin trabajo retribuido ahora.

OBRERO CALIFICADO COMO PROFESIONAL LIBERAL

Según la jueza, el marido emigró a Suiza en los años 80, donde trabajó como “obrero cualificado” y volvió a España en 2008, por lo que “se trata de un cliente con poca práctica bancaria”.

Por ello, debería ser incluido en el grupo de clientes “minoristas”, que “merecen y deben ser dotados de una mayor protección”. De hecho, según refiere en su auto, para ellos “la Ley del mercado de valores exige un comportamiento, por parte de la entidad, absolutamente diligente y transparente, cuidando sus intereses como si fuesen propios”.

No obstante, la jueza considera evidenciado “un absoluto desprecio de la entidad bancaria a la hora de cumplir con las obligaciones que la legislación del mercado de valores le impone”.

En este sentido, alude al “test de coveniencia” que la entidad “pretende dar por bueno” y lo considera “cuando menos, sonrojante”. Y es que, como indica, por los términos en los que está redactado, “un semoviente –ser con movimiento o cualquier animal– podría haberse calificado como idóneo para la comercialización del producto”.

Además ve “palmario” que se clasifique en la entidad como profesional liberal “a alguien con estudios primarios que ha ocupado su vida laboral como obrero”.

CONTRATO PARA DEPÓSITO FIJO

Este vecino de Celanova, según la sentencia, contrató un producto “en la creencia errónea” de que se trataba de un depósito a plazo fijo y, aunque reconoció su firma estampada en el documento. “no lo leyó porque se fió de la persona que se lo ofreció, debido a la relación de confianza existente”.

Para la jueza, el firmante no puede darse por no informado, al haber estampado su firma, pero “otra cosa es si la información del tríptico es suficiente y, al estar ante clientes calificados como minoristas, la entidad tiene el máximo deber de protección”.

Precisamente, al respecto refiere que “esos deberes no se colman” y que “llama la atención la resistencia del banco a conceptuar lo que los clientes están comprando, pues se describen a grandes rasgos sólo algunas de sus características”.

NULIDAD DEL CONTRATO

En esta circunstancia, la sentencia atiende íntegramente la petición de nulidad de los denunciantes, no sólo por los contratos de adquisición de preferentes, sino también de los de administración de valores.

Por ello, la entidad demandada –resultante de la fusión de las extintas cajas gallegas– debe abonarles la cantidad que resulte de restar el importe de las participaciones preferentes y la cantidad que recibieron por intereses, y debe sumarles los intereses legales de la cuantía resultante.

A mayores, Novagalicia Banco debe abonar las costas del proceso legal y tiene 20 días para recurrir la sentencia.

Noticia original

Imputan por enaltecimiento del terrorismo a cuatro manifestantes que jalearon en Santiago a Resistencia Galega

Imputan por enaltecimiento del terrorismo a cuatro manifestantes que jalearon en Santiago a Resistencia Galega

21 de agosto de 2013

Audiencia Nacional

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha imputado un delito de enaltecimiento del terrorismo a cuatro manifestantes que participaron el pasado 2 de julio en Santiago de Compostela en una concentración de apoyo a otros tantos presuntos miembros de Resistencia Galega que estaban siendo juzgados en este tribunal, informaron fuentes jurídicas.

El instructor, que ha adoptado esta decisión después de la presentación de una querella por parte de la Fiscalía, ha citado para el próximo 4 de septiembre a Borja Mejuto Rey, Rubén Melide Romay, José Luis Losada y Xoan Rodríguez Sampedro.

Todos ellos participaron en la capital gallega en un acto reivindicativo en el que portaron fotografías de los presuntos miembros de Resistencia Galega que fueron juzgados en la Audiencia Nacional el pasado 27 de junio por delitos de terrorismo. La imputación de los concentrados se produjo después de que fueran identificados en un atestado policial.

HASTA 20 AÑOS DE CÁRCEL

Durante el juicio, la Fiscalía solicitó para Eduardo Vigo Domínguez y Roberto Rodríguez Fiallega una pena de 20 años de cárcel, y para Antón Santos Pérez y María Osorio López una de 12 años de prisión, por delitos de integración en organización terrorista y falsificación de documento oficial con finalidad terrorista, así como tenencia de aparatos explosivos en los casos de los dos primeros.

Los cuatro acusados se declararon inocentes de todos los cargos que se les imputaban y denunciaron la vulneración de su derecho fundamental de defensa. El 30 de noviembre de 2011, Rodríguez Fiallega acordó una reunión con Vigo Domínguez, para entregarle tres termos metálicos de unos 25 centímetros de altura y 12,5 de diámetro en cuyo interior había 2.394, 1.744 y 1.860 gramos de explosivo, respectivamente. Tras recoger los artefactos, Vigo Domínguez emprendió un viaje en coche, aunque fue interceptado por la Policía Nacional en el peaje de la autovía AP-9.

A los otros dos acusados, Santos Pérez y Osorio López, se les incautaron sendos ordenadores en los que guardaban fotografías de acciones violentas reivindicadas por el entorno independentista de Galicia, así como textos relacionados con la organización Asamblea da Mocidade Independentista (AMI).

Noticia original

12J: Paulino Pérez Riveiro, defensor de oficio del jefe de máquinas del Prestige

12J: Paulino Pérez Riveiro, defensor de oficio del jefe de máquinas del Prestige
El juicio por la mayor catástrofe medioambiental ocurrida en España, la que provocó el petrolero Prestige, quedó visto para sentencia hace dos semanas, después de 10 años de instrucción, ocho meses de vista, 89 sesiones, 400 horas y declaraciones de más … [+]
Noticia original

Cuestión de competencia. Admisibilidad del recurso de casación contra un auto de la Audiencia, inhibiéndose en favor del Juzgado de lo Penal. Aplicación de la doctrina de la perpetuatio iurisdiccionis, por la cual se mantiene la competencia declarada una vez abierto el Juicio Oral, incluso en los casos en los que la acusación desistiera de la calificación más grave que dio lugar a la atribución de la competencia

Cuestión de competencia. Admisibilidad del recurso de casación contra un auto de la Audiencia, inhibiéndose en favor del Juzgado de lo Penal. Aplicación de la doctrina de la perpetuatio iurisdiccionis, por la cual se mantiene la competencia declarada una vez abierto el Juicio Oral, incluso en los casos en los que la acusación desistiera de la calificación más grave que dio lugar a la atribución de la competencia

Noticia original

El Supremo rechaza la nulidad de la sentencia solicitada por los padres de Marta del Castillo

El Supremo rechaza la nulidad de la sentencia solicitada por los padres de Marta del Castillo

24 de abril de 2013

Fachada del TS

El Tribunal Supremo (TS) ha rechazado el incidente de nulidad excepcional planteado por los padres de Marta del Castillo, asesinada en enero de 2009, contra la sentencia en la que el Alto Tribunal descartaba repetir el juicio por estos hechos y ordenaba a la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla revisar la absolución de Samuel Benítez, además de aumentar un año y tres meses la condena al asesino confeso, Miguel Carcaño.

Fue a finales del pasado mes de febrero cuando el abogado de los padres de Marta del Castillo presentó ante la Sala Segunda del Supremo un incidente de nulidad excepcional en el que pedía la nulidad de la sentencia dictada por el Alto Tribunal y que las actuaciones fueran retrotraídas hasta el momento antes del dictado del fallo que condenó únicamente a Miguel Carcaño por parte de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial, emitiéndose otra sentencia por una sala distinta.

En este sentido, fuentes del caso han informado a Europa Press de que el Supremo ha emitido un auto en el que rechaza la nulidad planteada por la familia de la joven asesinada y rechaza lo afirmado por el abogado de los padres en cuanto a la falta de imparcialidad de los magistrados de la Sección Séptima, afirmación que “carece de la mínima justificación”.

En la jornada de este martes se ha conocido también que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha rechazado la recusación planteada por los padres de Marta contra el tribunal que debe dictar la nueva sentencia en relación a Samuel Benítez después de haberlo absuelto inicialmente por un delito de encubrimiento, según un auto consultado por Europa Press y en el que el Alto Tribunal andaluz advierte de que la estimación de la recusación planteada “sí podría suponer vulnerar precisamente los derechos del procesado Samuel Benítez”.  

Hay que recordar que la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ordenó a los magistrados de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla que “reexaminaran” el caso de Samuel por considerar “arbitraria” e “ilógica” su decisión de situar a las 22,15 horas del 24 de enero de 2009 la salida del cadáver de la vivienda de León XIII donde se cometió el asesinato.  

Tras ello, los padres de la víctima plantearon la recusación de los magistrados que debían dictar la nueva sentencia contra Samuel al entender que se estaba vulnerando el derecho a un juez imparcial por la previa intervención del tribunal en este caso, pues la misma Sección Séptima ya condenó a Miguel Carcaño a 20 años de cárcel y absolvió a su hermano, Francisco Javier Delgado, a la novia de éste, María García, y al propio Samuel.

Tanto el tribunal como la Fiscalía y el abogado de Samuel se opusieron a la recusación, tal y como hace ahora el propio TSJA, que asevera en primer lugar que “es manifiesto” que “ninguno” de los magistrados recusados ha intervenido en la instrucción previa de la causa ni “han resuelto en anterior instancia”, ya que “la instancia en la que previamente se ha dictado la sentencia, posteriormente anulada de forma parcial por el Supremo, es la misma instancia en la que ahora se va a proceder a dictar” el nuevo fallo en relación a Samuel.

 Sobre la posible pérdida de imparcialidad alegada por los padres de Marta, el TSJA dice que dicha imparcialidad “no la pueden haber perdido los magistrados integrantes de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial para dictar la segunda sentencia, por cuanto que esa imparcialidad es la misma de la que gozaban al dictar la primera sentencia”.

LA RECUSACIÓN

Ahora, el Supremo “les encomienda que, con arreglo a la prueba practicada, realicen una nueva valoración del resultado de la misma en relación a los extremos marcados”, para lo que “son plenamente competentes”, punto en el que informa de que la nueva sentencia podrá ser recurrida en casación ante el Supremo.

A juicio del Alto Tribunal andaluz, “el efecto que tendría la estimación de la recusación sería tanto como alterar el contenido de la sentencia del Tribunal Supremo”, pues la recusación “impediría, por los principios de oralidad e inmediación, que la nueva sentencia se dictara por cualquiera otros magistrados con un material probatorio cuya práctica no han presenciado”. “Y no es eso lo que ha fallado el Supremo al resolver el recurso de casación, por entender que el acto del juicio ha sido plenamente válido”, insiste.

“Es más, la estimación de la recusación planteada sí podría suponer vulnerar precisamente los derechos” del procesado Samuel Benítez, “que lo sigue siendo por estar pendiente de dictarse nueva sentencia sobre la acusación contra él dirigida”, una vulneración del derecho al juez predeterminado por Ley “que se produciría de apartar del conocimiento” de la causa “a quienes son los magistrados integrantes del tribunal al que naturalmente le ha correspondido conocer del sumario, y que por las vicisitudes del recurso de casación” tendrán que dictar un nuevo fallo.

Tras la decisión adoptada por el Supremo y por el TSJA, que impone las costas causadas por el incidente de recusación a los padres de Marta, la Sección Séptima de la Audiencia Provincial deberá pronunciarse en los próximos días sobre la absolución de Samuel Benítez. SEVILLA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Noticia original

El Supremo rechaza la nulidad de la sentencia solicitada por los padres de Marta del Castillo

El Supremo rechaza la nulidad de la sentencia solicitada por los padres de Marta del Castillo

24 de abril de 2013

Fachada del TS

El Tribunal Supremo (TS) ha rechazado el incidente de nulidad excepcional planteado por los padres de Marta del Castillo, asesinada en enero de 2009, contra la sentencia en la que el Alto Tribunal descartaba repetir el juicio por estos hechos y ordenaba a la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla revisar la absolución de Samuel Benítez, además de aumentar un año y tres meses la condena al asesino confeso, Miguel Carcaño.

Fue a finales del pasado mes de febrero cuando el abogado de los padres de Marta del Castillo presentó ante la Sala Segunda del Supremo un incidente de nulidad excepcional en el que pedía la nulidad de la sentencia dictada por el Alto Tribunal y que las actuaciones fueran retrotraídas hasta el momento antes del dictado del fallo que condenó únicamente a Miguel Carcaño por parte de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial, emitiéndose otra sentencia por una sala distinta.

En este sentido, fuentes del caso han informado a Europa Press de que el Supremo ha emitido un auto en el que rechaza la nulidad planteada por la familia de la joven asesinada y rechaza lo afirmado por el abogado de los padres en cuanto a la falta de imparcialidad de los magistrados de la Sección Séptima, afirmación que “carece de la mínima justificación”.

En la jornada de este martes se ha conocido también que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha rechazado la recusación planteada por los padres de Marta contra el tribunal que debe dictar la nueva sentencia en relación a Samuel Benítez después de haberlo absuelto inicialmente por un delito de encubrimiento, según un auto consultado por Europa Press y en el que el Alto Tribunal andaluz advierte de que la estimación de la recusación planteada “sí podría suponer vulnerar precisamente los derechos del procesado Samuel Benítez”.  

Hay que recordar que la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ordenó a los magistrados de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla que “reexaminaran” el caso de Samuel por considerar “arbitraria” e “ilógica” su decisión de situar a las 22,15 horas del 24 de enero de 2009 la salida del cadáver de la vivienda de León XIII donde se cometió el asesinato.  

Tras ello, los padres de la víctima plantearon la recusación de los magistrados que debían dictar la nueva sentencia contra Samuel al entender que se estaba vulnerando el derecho a un juez imparcial por la previa intervención del tribunal en este caso, pues la misma Sección Séptima ya condenó a Miguel Carcaño a 20 años de cárcel y absolvió a su hermano, Francisco Javier Delgado, a la novia de éste, María García, y al propio Samuel.

Tanto el tribunal como la Fiscalía y el abogado de Samuel se opusieron a la recusación, tal y como hace ahora el propio TSJA, que asevera en primer lugar que “es manifiesto” que “ninguno” de los magistrados recusados ha intervenido en la instrucción previa de la causa ni “han resuelto en anterior instancia”, ya que “la instancia en la que previamente se ha dictado la sentencia, posteriormente anulada de forma parcial por el Supremo, es la misma instancia en la que ahora se va a proceder a dictar” el nuevo fallo en relación a Samuel.

 Sobre la posible pérdida de imparcialidad alegada por los padres de Marta, el TSJA dice que dicha imparcialidad “no la pueden haber perdido los magistrados integrantes de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial para dictar la segunda sentencia, por cuanto que esa imparcialidad es la misma de la que gozaban al dictar la primera sentencia”.

LA RECUSACIÓN

Ahora, el Supremo “les encomienda que, con arreglo a la prueba practicada, realicen una nueva valoración del resultado de la misma en relación a los extremos marcados”, para lo que “son plenamente competentes”, punto en el que informa de que la nueva sentencia podrá ser recurrida en casación ante el Supremo.

A juicio del Alto Tribunal andaluz, “el efecto que tendría la estimación de la recusación sería tanto como alterar el contenido de la sentencia del Tribunal Supremo”, pues la recusación “impediría, por los principios de oralidad e inmediación, que la nueva sentencia se dictara por cualquiera otros magistrados con un material probatorio cuya práctica no han presenciado”. “Y no es eso lo que ha fallado el Supremo al resolver el recurso de casación, por entender que el acto del juicio ha sido plenamente válido”, insiste.

“Es más, la estimación de la recusación planteada sí podría suponer vulnerar precisamente los derechos” del procesado Samuel Benítez, “que lo sigue siendo por estar pendiente de dictarse nueva sentencia sobre la acusación contra él dirigida”, una vulneración del derecho al juez predeterminado por Ley “que se produciría de apartar del conocimiento” de la causa “a quienes son los magistrados integrantes del tribunal al que naturalmente le ha correspondido conocer del sumario, y que por las vicisitudes del recurso de casación” tendrán que dictar un nuevo fallo.

Tras la decisión adoptada por el Supremo y por el TSJA, que impone las costas causadas por el incidente de recusación a los padres de Marta, la Sección Séptima de la Audiencia Provincial deberá pronunciarse en los próximos días sobre la absolución de Samuel Benítez. SEVILLA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Noticia original

El Supremo rechaza la nulidad de la sentencia solicitada por los padres de Marta del Castillo

24 de abril de 2013

Fachada del TS

El Tribunal Supremo (TS) ha rechazado el incidente de nulidad excepcional planteado por los padres de Marta del Castillo, asesinada en enero de 2009, contra la sentencia en la que el Alto Tribunal descartaba repetir el juicio por estos hechos y ordenaba a la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla revisar la absolución de Samuel Benítez, además de aumentar un año y tres meses la condena al asesino confeso, Miguel Carcaño.

Fue a finales del pasado mes de febrero cuando el abogado de los padres de Marta del Castillo presentó ante la Sala Segunda del Supremo un incidente de nulidad excepcional en el que pedía la nulidad de la sentencia dictada por el Alto Tribunal y que las actuaciones fueran retrotraídas hasta el momento antes del dictado del fallo que condenó únicamente a Miguel Carcaño por parte de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial, emitiéndose otra sentencia por una sala distinta.

En este sentido, fuentes del caso han informado a Europa Press de que el Supremo ha emitido un auto en el que rechaza la nulidad planteada por la familia de la joven asesinada y rechaza lo afirmado por el abogado de los padres en cuanto a la falta de imparcialidad de los magistrados de la Sección Séptima, afirmación que “carece de la mínima justificación”.

En la jornada de este martes se ha conocido también que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha rechazado la recusación planteada por los padres de Marta contra el tribunal que debe dictar la nueva sentencia en relación a Samuel Benítez después de haberlo absuelto inicialmente por un delito de encubrimiento, según un auto consultado por Europa Press y en el que el Alto Tribunal andaluz advierte de que la estimación de la recusación planteada “sí podría suponer vulnerar precisamente los derechos del procesado Samuel Benítez”.  

Hay que recordar que la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ordenó a los magistrados de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla que “reexaminaran” el caso de Samuel por considerar “arbitraria” e “ilógica” su decisión de situar a las 22,15 horas del 24 de enero de 2009 la salida del cadáver de la vivienda de León XIII donde se cometió el asesinato.  

Tras ello, los padres de la víctima plantearon la recusación de los magistrados que debían dictar la nueva sentencia contra Samuel al entender que se estaba vulnerando el derecho a un juez imparcial por la previa intervención del tribunal en este caso, pues la misma Sección Séptima ya condenó a Miguel Carcaño a 20 años de cárcel y absolvió a su hermano, Francisco Javier Delgado, a la novia de éste, María García, y al propio Samuel.

Tanto el tribunal como la Fiscalía y el abogado de Samuel se opusieron a la recusación, tal y como hace ahora el propio TSJA, que asevera en primer lugar que “es manifiesto” que “ninguno” de los magistrados recusados ha intervenido en la instrucción previa de la causa ni “han resuelto en anterior instancia”, ya que “la instancia en la que previamente se ha dictado la sentencia, posteriormente anulada de forma parcial por el Supremo, es la misma instancia en la que ahora se va a proceder a dictar” el nuevo fallo en relación a Samuel.

 Sobre la posible pérdida de imparcialidad alegada por los padres de Marta, el TSJA dice que dicha imparcialidad “no la pueden haber perdido los magistrados integrantes de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial para dictar la segunda sentencia, por cuanto que esa imparcialidad es la misma de la que gozaban al dictar la primera sentencia”.

LA RECUSACIÓN

Ahora, el Supremo “les encomienda que, con arreglo a la prueba practicada, realicen una nueva valoración del resultado de la misma en relación a los extremos marcados”, para lo que “son plenamente competentes”, punto en el que informa de que la nueva sentencia podrá ser recurrida en casación ante el Supremo.

A juicio del Alto Tribunal andaluz, “el efecto que tendría la estimación de la recusación sería tanto como alterar el contenido de la sentencia del Tribunal Supremo”, pues la recusación “impediría, por los principios de oralidad e inmediación, que la nueva sentencia se dictara por cualquiera otros magistrados con un material probatorio cuya práctica no han presenciado”. “Y no es eso lo que ha fallado el Supremo al resolver el recurso de casación, por entender que el acto del juicio ha sido plenamente válido”, insiste.

“Es más, la estimación de la recusación planteada sí podría suponer vulnerar precisamente los derechos” del procesado Samuel Benítez, “que lo sigue siendo por estar pendiente de dictarse nueva sentencia sobre la acusación contra él dirigida”, una vulneración del derecho al juez predeterminado por Ley “que se produciría de apartar del conocimiento” de la causa “a quienes son los magistrados integrantes del tribunal al que naturalmente le ha correspondido conocer del sumario, y que por las vicisitudes del recurso de casación” tendrán que dictar un nuevo fallo.

Tras la decisión adoptada por el Supremo y por el TSJA, que impone las costas causadas por el incidente de recusación a los padres de Marta, la Sección Séptima de la Audiencia Provincial deberá pronunciarse en los próximos días sobre la absolución de Samuel Benítez. SEVILLA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Supremo rechaza la nulidad de la sentencia solicitada por los padres de Marta del Castillo

El Supremo rechaza la nulidad de la sentencia solicitada por los padres de Marta del Castillo

24 de abril de 2013

Fachada del TS

El Tribunal Supremo (TS) ha rechazado el incidente de nulidad excepcional planteado por los padres de Marta del Castillo, asesinada en enero de 2009, contra la sentencia en la que el Alto Tribunal descartaba repetir el juicio por estos hechos y ordenaba a la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla revisar la absolución de Samuel Benítez, además de aumentar un año y tres meses la condena al asesino confeso, Miguel Carcaño.

Fue a finales del pasado mes de febrero cuando el abogado de los padres de Marta del Castillo presentó ante la Sala Segunda del Supremo un incidente de nulidad excepcional en el que pedía la nulidad de la sentencia dictada por el Alto Tribunal y que las actuaciones fueran retrotraídas hasta el momento antes del dictado del fallo que condenó únicamente a Miguel Carcaño por parte de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial, emitiéndose otra sentencia por una sala distinta.

En este sentido, fuentes del caso han informado a Europa Press de que el Supremo ha emitido un auto en el que rechaza la nulidad planteada por la familia de la joven asesinada y rechaza lo afirmado por el abogado de los padres en cuanto a la falta de imparcialidad de los magistrados de la Sección Séptima, afirmación que “carece de la mínima justificación”.

En la jornada de este martes se ha conocido también que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha rechazado la recusación planteada por los padres de Marta contra el tribunal que debe dictar la nueva sentencia en relación a Samuel Benítez después de haberlo absuelto inicialmente por un delito de encubrimiento, según un auto consultado por Europa Press y en el que el Alto Tribunal andaluz advierte de que la estimación de la recusación planteada “sí podría suponer vulnerar precisamente los derechos del procesado Samuel Benítez”.  

Hay que recordar que la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ordenó a los magistrados de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla que “reexaminaran” el caso de Samuel por considerar “arbitraria” e “ilógica” su decisión de situar a las 22,15 horas del 24 de enero de 2009 la salida del cadáver de la vivienda de León XIII donde se cometió el asesinato.  

Tras ello, los padres de la víctima plantearon la recusación de los magistrados que debían dictar la nueva sentencia contra Samuel al entender que se estaba vulnerando el derecho a un juez imparcial por la previa intervención del tribunal en este caso, pues la misma Sección Séptima ya condenó a Miguel Carcaño a 20 años de cárcel y absolvió a su hermano, Francisco Javier Delgado, a la novia de éste, María García, y al propio Samuel.

Tanto el tribunal como la Fiscalía y el abogado de Samuel se opusieron a la recusación, tal y como hace ahora el propio TSJA, que asevera en primer lugar que “es manifiesto” que “ninguno” de los magistrados recusados ha intervenido en la instrucción previa de la causa ni “han resuelto en anterior instancia”, ya que “la instancia en la que previamente se ha dictado la sentencia, posteriormente anulada de forma parcial por el Supremo, es la misma instancia en la que ahora se va a proceder a dictar” el nuevo fallo en relación a Samuel.

 Sobre la posible pérdida de imparcialidad alegada por los padres de Marta, el TSJA dice que dicha imparcialidad “no la pueden haber perdido los magistrados integrantes de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial para dictar la segunda sentencia, por cuanto que esa imparcialidad es la misma de la que gozaban al dictar la primera sentencia”.

LA RECUSACIÓN

Ahora, el Supremo “les encomienda que, con arreglo a la prueba practicada, realicen una nueva valoración del resultado de la misma en relación a los extremos marcados”, para lo que “son plenamente competentes”, punto en el que informa de que la nueva sentencia podrá ser recurrida en casación ante el Supremo.

A juicio del Alto Tribunal andaluz, “el efecto que tendría la estimación de la recusación sería tanto como alterar el contenido de la sentencia del Tribunal Supremo”, pues la recusación “impediría, por los principios de oralidad e inmediación, que la nueva sentencia se dictara por cualquiera otros magistrados con un material probatorio cuya práctica no han presenciado”. “Y no es eso lo que ha fallado el Supremo al resolver el recurso de casación, por entender que el acto del juicio ha sido plenamente válido”, insiste.

“Es más, la estimación de la recusación planteada sí podría suponer vulnerar precisamente los derechos” del procesado Samuel Benítez, “que lo sigue siendo por estar pendiente de dictarse nueva sentencia sobre la acusación contra él dirigida”, una vulneración del derecho al juez predeterminado por Ley “que se produciría de apartar del conocimiento” de la causa “a quienes son los magistrados integrantes del tribunal al que naturalmente le ha correspondido conocer del sumario, y que por las vicisitudes del recurso de casación” tendrán que dictar un nuevo fallo.

Tras la decisión adoptada por el Supremo y por el TSJA, que impone las costas causadas por el incidente de recusación a los padres de Marta, la Sección Séptima de la Audiencia Provincial deberá pronunciarse en los próximos días sobre la absolución de Samuel Benítez. SEVILLA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Noticia original