Delito societario del art. 290 CP. STS nº 228/2016, de 17 de marzo (Ponente: Jorge Barreiro).

Rafael Ansón Peironcely

Recientemente se ha publicado una interesante Sentencia de la Sala Segunda del TS (nº 228/2016) sobre delito de falsedad en documentos sociales (art. 290 CP), cuyo ponente es Alberto Jorge Barreiro.

Exponemos a continuación un resumen de los hechos, que puede ayudar a quienes se encuentren ante un caso similar. También resumimos las consideraciones realizadas sobre el contenido del tipo recogido en el art. 290 CP.

Resumen de los hechos (FD PRELIMINAR y TERCERO 3)

En 2008 se produce una fusión por absorción de dos cooperativas. Esta operación es el punto final de un proceso iniciado en 2004 en el que la cooperativa absorbente (la querellante), ante las malas perspectivas económicas, decide poner en marcha otra cooperativa (la finalmente absorbida) dedicada a actividades similares pero no iguales. Pocos cooperativistas coinciden en ambas entidades. El acusado era administrador y gestor de las dos cooperativas y en tal condición las gestionaba de hecho.

Inicialmente la entidad absorbente ayudó a la absorbida, estimando que el negocio iría generando beneficios, pero no fue así. La cooperativa absorbente pagó gastos de la absorbida (sueldo de una ingeniero, productos fitosanitarios, etc.) y ésta dejó de abonar a aquélla rentas por alquiler de inmueble. La situación empeoró hasta que se trató de solucionar mediante la fusión por absorción.

En 2008, el acusado, en el documento que refleja el activo y el pasivo previo a la absorción omite una parte importante del saldo deudor que se había generado a favor de la cooperativa absorbente. Esta ocultación suponía dejar impagada la deuda, que no había sido condonada por la absorbente, produciéndole un perjuicio económico cuantificado por la querellante en 71.720,53.-€.

Análisis del tipo delictivo

La Sentencia resume los elementos básicos del tipo delictivo de falsedad en documentos sociales del art. 290 CP. Podemos destacar los siguientes (FD TERCERO 2).

El tipo descrito en el citado art. 290 CP es el falseamiento de las cuentas anuales o de otros documentos “que deban reflejar la situación jurídica o económica de la sociedad”, como pueden ser los libros de contabilidad, de actas, balances que las sociedades cotizadas deben presentar a la CNMV, los que las entidades de crédito deben presentar al BdE y, en general, aquellos “destinados a hacer pública, mediante el ofrecimiento de una imagen fiel de la misma, la situación económica o jurídica de una entidad que opera en el mercado”. El objeto material no se circunscribe, por tanto, a las cuentas anuales.

El delito se comete con el falseamiento de los documentos “de forma idónea” para causar “un perjuicio económico”. Cabe diferenciar, por tanto, dos subtipos: uno de mera actividad cuando el perjuicio no se produce y, otro, de resultado, cuando se produce el perjuicio.

Los bienes jurídicos protegidos son el tráfico mercantil y los intereses económicos de las sociedades, de sus socios y de las personas que con ellos se relacionan.

La condición de sujeto activo viene definida por el dominio sobre la vulnerabilidad jurídico-penalmente relevante del bien jurídico, que se caracteriza por el dominio que los sujetos activos ejercen sobre la concreta estructura social en la que el bien jurídico se halla necesitado de protección y el Derecho penal protege.

El núcleo de la conducta típica es el falseamiento, en el sentido de mentir, alterar o no reflejar la verdadera situación económica o jurídica de la entidad en los documentos suscritos por el administrador de hecho o de derecho. Esta conducta frustra el derecho de los destinatarios (sociedad, socios y terceros) a una información completa y veraz de la situación económica y jurídica de la sociedad.

Cabe destacar, para el caso concreto enjuiciado que, además, el acusado no ha realizado la conducta típica del delito de estafa, sino un delito falsario que requiere simplemente alterar la realidad económica de la cooperativa absorbida en perjuicio de los socios de la absorbente mediante la creación de un documento idóneo para ello.